Compartir

Estoy feliz de tener este rinconcito y, como bien decía en el post anterior, aquí os contaré cositas que son importantes para mí y que me hace ilusión que sepáis.

Corría el mes de julio cuando Check In al Amor empezó a tomar forma, justo unos días antes de que autopublicara mi última novela, y hoy os vengo a hablar de ella.

Me lo he pasado genial este verano escribiéndola. Me ha dado muchos momentos de risas, de emoción, de calor y, sobre todo, de amor.

Si os cuento cositas de los protagonistas, ¿me guardáis el secreto? Es que no sé si mi editor me deja, pero quiero que los conozcáis.

Manuela es una joven gaditana de treinta años afincada en Zahara de los Atunes. Licenciada en filología alemana, trabaja como jefa de Recepción en uno de los hoteles del pueblo.

Es una mujer insegura debido a que su cuerpo no sigue los patrones de la moda. Usar una talla 44 la hace sentirse menos, y pensar que va a ser despedida de su trabajo cuando llegue el nuevo director. A pesar de eso, es una mujer fuerte que se crio con sus abuelos cuando murió su madre y su padre la abandonó.

Hoy en día, su única familia son sus compañeros de trabajo y su fiel amigo Carlos, compañero de batallas desde que se conocieron siendo unos niños.

Norbert  es un alemán medio español enamorado de Andalucía. Hijo de un importante empresario hotelero con un carácter endemoniado y una andaluza que decidió divorciarse y volver a Córdoba, su tierra.

Con mucho esfuerzo, ha conseguido que su padre compre un hotel en Zahara de los Atunes; no es Córdoba, pero está en Andalucía.

Norbert vendrá para trabajar en el hotel durante tres meses, pero lo que su padre no sabe es que no tiene intención de volver a Alemania, sino quedarse allí para siempre.

Estos son los protagonistas de la historia que tan entretenida me ha tenido este verano, y me muero de ganas por que la leáis. Mi pena es que mi editor me tiene prohibido decir cuándo estará a la venta, pero cuando tenga vía libre para decirlo… ¡Seréis los primeros en saberlo!

 

 

6 Comentarios

Dejar una respuesta