Compartir

Título: Un Duque sin Honor

Autora: Olivia Ardey

Editorial: Zafiro eBooks

Páginas: 139

Fecha de Publicación: 12 de diciembre de 2016

Sinopsis:

Todo Londres sabe que Damien Murray es un libertino con una existencia indigna de un lord. Pero su padre ha muerto y, durante la lectura del testamento, el flamante duque de Kedwell recibe dos desagradables noticias: que existe un heredero desconocido y que debe cumplir  ciertas cláusulas testamentarias si quiere recibir su parte del legado.

La encargada de velar porque tal disposición se cumpla es lady Oriana Williams, madre del pequeño rival que le ha arrebatado la mitad de su herencia. Damien acepta con desagrado la compañía de Oriana en un viaje con cuatro destinos. Muy a su pesar, no puede evitar sentirse atraído por esa dama indomable de aspecto sereno, con la lengua rápida y demasiado joven para lucir ropas de viuda.

A lady Williams aún le duele el desprecio de la familia de su difunto marido, más por su hijo que por sí misma. Pronto descubre que ese lord de sonrisa maliciosa no es el sinvergüenza que aparenta, sino un hombre que ha sufrido y creció sin conocer el afecto. Damien le despierta sentimientos que creía dormidos y no sospecha que ella guarda un terrible secreto que puede unirlos más allá del deseo o separarlos para siempre.

Opinión:

Leer a Olivia siempre es un deleite para la lectora que habita en mí.

Debo reconocer que expresar mi opinión sobre un obra de alguien a quien admiro me pone bastante nerviosa, pero prometí darlas sobre los libros que leyera, y me gustaran, y aquí estoy.

Yo, una lectora de novela histórica y romántica, me he encontrado ante una historia del siglo XIX. —Siglo en el que las apariencias, el qué dirán, la posición social y los títulos nobiliarios podían hacer que fueras la persona más respetable del estado o la mayor escoria de la sociedad —. Olivia nos transporta a ese momento y nos presenta a un personaje que dista mucho de ser el firme candidato a duque respetado.

Damien, hijo de un duque respetable, siendo muy joven abandona el hogar y para subsistir se ve obligado a aceptar trabajos que nada tienen que ver con el tipo de vida de un noble. Eso, unido a una fama de mujeriego que de fama tiene bien poco, hace que no sea bien visto en determinados círculos de la sociedad.

Tras recibir la noticia de la muerte de su padre y acudir a su entierro, asistirá a la apertura de un testamento que lo deja indigniado y sorprendido. Tras cumplir ciertas cláusulas, tendrá que compartir herencia a partes iguales con el hijo de Oriana, una mujer fría de la que nunca había conocido existencia y a la que juzga antes de tiempo.

Lady Oriana Williams acompañará a Damien en los viajes que tendrá que hacer para llevar a término las cláusulas del testamento y velar por los intereses de su hijo.

Oriana es una mujer que, a pesar de su juventud, luce luto. Es bonita, con un carácter fuerte que hace que no se muerda la lengua y por la que Damien se siente atraído hasta el punto de no querer que sea una más de su larga lista de conquistas… Pero Oriana esconde un secreto que puede separalos de una manera irremediable.

Narrada en tercera persona. Con una narrativa exquisita, que engancha desde la primera frase, y unos diálogos cargados de amor, intimidad y risas por lo deslenguados que son sus personajes.

¿La recomiendo? Recomendable 100%

Mi querida Olivia, gracias por regalarnos, una vez más, una maravillosa historia en la que perdernos.

La frase:

«—En el terreno el afecto, soy como un niño que echa a andar — reconoció con una humildad que consiguió emocionarla—. Dime, ¿es esto lo que siente un hombre enamorado?»

Valoración:

5/5

2 Comentarios

Dejar una respuesta