Compartir

¡Por fin volvemos a la normalidad! Adiós fiestas, adiós comilonas, adiós desfase, adiós prisas y regalos de última hora.

Ahora llega el momento de las dietas, de los remordimientos por lo comido y lo gastado, de los propósitos para este año y, por supuesto, de las rebajas.

Las rebajas…

Ese momento consumista del año que viene justo después de otro con otro nombre. Ese momento en que te vas a la tienda de ropa que más te gusta y te compras la camisa de la que llevas meses enamorada, los vaqueros, el traje…

Ya lo estás viendo ahí colgado, te lo imaginas puesto o en tu armario deleitándote la vista cada vez que lo abres… Entonces empiezas a pasar uno tras otro y te pones nerviosa con cada prenda que pasas. Llegas al final y vuelves a empezar, pero vuelves a llegar al final y… ¡NO ESTÁ TU TALLA!

Están todas menos la tuya, pero no pierdes la esperanza. Te vas a la chica que está colocando las camisetas, esa que el mismo día que están empezando las rebajas ya está deseando que terminen, y le preguntas.

—Perdona, ¿lo tenéis en la talla X?— Y con su cara de «estoy hasta el moño de gente» te mira con desdén.

—Lo que ves ahí es lo que queda.

Ahí es cuando te da el microinfarto y quieres que se acabe el mundo. Ahí es cuando te recriminas por haber sido una rácana y no haberte gastado un poco más de dinero por eso de: ¡Bah! Si las rebajas están a la vuelta de la esquina. Ahí es cuando te cagas en «la vuelta de la esquina» y juras y perjuras que eso no volverá a pasar nunca más.

Pero no te mientas, el ser humano es un animal de costumbres y el año que viene te volverá a pasar.

 Mi consejo: Cuando algo te guste, y te lo puedas permitir, cómpralo.

Por otro lado, siempre que llega esta época me pregunto lo mismo. Si son capaces de tirar tanto los precios y sacar beneficio, ¿cuánto dinero ganan a costa de los consumidores cuando no hay rebajas? ¿No os lo habéis preguntado nunca?

Bueno, solo quería pasar por aquí para que sepáis que ya estoy de vuelta, que la normalidad ha vuelto a mi vida —aunque mi hijo y yo estemos medicados por culpa de las infecciones de garganta— y que espero contaros muchas cositas en breve sobre Check in al amor.

 

 

Dejar una respuesta